Cómo crear historias originales


He decidido escribir esta entrada porque pensé que podría ayudar a algunas personas que se vuelven locas para tener una mísera idea que escribir. Al principio a mí me pasaba lo mismo, que nadie se desespere. Antes que nada, quiero decir que esto es algo que me pasó a mí, y que puede que no te ocurra a ti debido a que somos dos personas diferentes y cada una funcionamos a nuestra forma.

Lo primero que he de decir es que hay que leer y no querer copiar. Me explico: Muchas veces me he enganchado tanto a una historia que habría deseado que se me ocurriera a mí, El resultado es que se me ocurren ideas relacionadas con esa novela y no soy capaz de crear nada completamente original. 

¿Cómo solucionar esto?

Piensa en algo que te encantaría copiar del libro. El mundo, la historia de amor, un personaje. Anótalo si hace falta. Yo no lo anoto porque con pensarlo ya soy capaz. Y ahora, una vez tienes el concepto de lo que quieres copiar, ¡cámbialo! Os pongo un ejemplo: Un mundo acuático con sirenas donde tengan pulseras que las separan según su clase social, lo que causa revueltas políticas (es un ejemplo, ok? xD). Pues haz que el mundo en vez de ser acuático, sea aéreo. Esto te obligará a crear un mundo nuevo, pero te basaste en el anterior. Luego, en vez de pulseras, que tengan las plumas (suponiendo que tienen plumas) pintadas de un color según su clase social. Una vez hagas esto, no sigas la historia al pie de la letra, sino que inventa distintas situaciones. Poco a poco, irás inventándote una nueva historia para tus nuevos personajes en tu nuevo mundo. Quizás no sea super original la historia, pero tampoco será un plagio e incluso puedes llegar a mejorar el libro en el que te basaste o sacaste las ideas o conceptos principales.

Está claro que este modo es bueno para crear una historia distinta, pero dentro de lo que ya existe. Pero, ¿y qué hay de las historias completamente originales? Para este método, yo soy muy especial y no podría obligaros a usar esta forma, básicamente porque a la mayoría no le funcionará. Esto es algo más mental que otra cosa, pero yo lo cuento.

Para crear historias originales suelo poner música. Música que cuente una historia. Usualmente escucho japonesa, porque soy así de rara, pero es la que más me gusta y la que más me ayuda. Con esa música, yo puedo experimentar diferentes sensaciones, y puedo ver imágenes fugaces de lo que creo que trata de expresarme la canción. Con esa imagen y la sensación que me trae la canción, empiezo a pensar y a desarrollar una historia. 

Os voy a poner como ejemplo la historia de La joven oculta, la de la entrada anterior. Estaba escuchando una canción, como siempre, y visualicé a una chica con el pelo largo encerrada en una habitación, con un aura de tristeza y soledad a su alrededor. Cabizbaja, sin felicidad en su rostro. Pensé: «Oh, me gusta la idea de la chica solitaria. ¿Cómo puedo hacer una historia sobre ella?». Y a partir de esa imagen, ese personaje, se me ocurrió el resto de la historia  (poco a poco, claro, pensando con cuidado qué puede pasar). Sé de sobra que la mente de otras personas no trabaja como la mía y probablemente este consejo no os ayudará para nada, pero aquí tengo la versión para todo el mundo de esto:

Imagina algo que te guste. Un personaje que quieras hacer. Un lugar donde quieras que ocurra algo. Y a partir de esa imagen, piensa: ¿qué va a hacer este personaje? ¿Qué puede pasar en este lugar? Poco a poco, irás pensando y cavilando sobre una historia. Trata de que, si se te ocurren ideas muy vistas, ¡darles la vuelta! Si el chico es el típico bad boy y la chica la santita virgen del instituto, haz que la chica sea la bad girl y el chico el santito. Poco a poco, desarrollando esta forma de actuar, puedes llegar a armar historias más complejas. 

Al principio es complicado habituarse a esta forma de pensar si no estás acostumbrado. Yo no lo puedo decir porque no sufrí la experiencia de tener que habituarme a esto, sino que lo hice automáticamente (creo que de un día para otro, o ni idea xD). Pero este método me funciona y mucha gente me tiene dicho que las historias que suelo plantear son muy originales. Yo uso siempre , SIEMPRE, este método.

¿Vosotros usáis otro método? ¿Os funciona?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada